Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Madrid y Valencia, ciudades clave para invertir en vivienda en 2015

Según sus datos, se prevé que la economía de la capital española crecerá por encima de la media nacional, ya que el número de transacciones inmobiliarias aumentó un 17% en 2014 respecto a 2013 y se han dado indicios de las primeras subidas de precios desde 2007.

En el caso de Madrid, son los compradores del norte de Europa quienes más interesados se muestran en la adquisición inmobiliaria. El director de Lucas Fox en Madrid, Rod Jamieson, se muestra optimista y asegura que "tras varias reformas estructurales y una rectificación importante de los precios del mercado inmobiliario,Madrid vuelve a ser uno de los mejores lugares en los que invertir".

La agencia prevé que los precios inmobiliarios en Madrid permanecerán estables durante el 2015. El último trimestre la ciudad mostró el primer aumento de precios desde 2007: los precios de propiedades de reventa no presentaron cambios, pero los de las viviendas de obra nueva experimentaron un aumento del 2,6%. "Aunque sospechamos que el aumento fue debido a una oleada de demanda internacional con poca disponibilidad de producto de calidad, creemos que el mercado ha tocado fondo", aseguran desde Lucas Fox.

En la misma línea se manifiesta el director de Lucas Fox Valencia, Juan Luis Herrero: "Se prevé que durante el 2015 los precios permanecerán estables en todo el mercado valenciano, como en los últimos seis meses. En las zonas más prestigiosas se espera un crecimiento moderado de los precios de entre un 1% y un 3%".

Las aportaciones gubernamentales de más de 4 millones de euros que se han destinado a Valencia, así como el haber sido anfitriona de la Copa América en 2007 y la transformación de la Ciudad de las Artes y las Ciencias han impulsado a la ciudad como destino turístico y centro de inversión y negocios, lo que se ve respaldado por las cifras, ya que las ventas inmobiliarias ha crecido hasta un 30% en comparación con las de 2013.

Ambas ciudades han experimentado una caída de los precios de hasta un 40% desde el comienzo de la crisis y ofrecen una amplia gama de oportunidades atractivas para compradores extranjeros, especialmente en zonas como el casco antiguo (en especial el distrito del Eixample) y las zonas costeras en el caso de Valencia y los distritos de Salamanca, Chamberí, Justicia y Chamartín en Madrid.

"Madrid y Valencia ofrecen a inversores inmobiliarios extranjeros tres ventajas: buena relación calidad-precio, una excelente calidad de vida y una inversión segura a largo plazo", añade el cofundador de Lucas Fox Alexander Vaughan. "Ambas ciudades son españolas por antonomasia y ofrecen un ambiente cosmopolita y animado menos evidente en algunas de las zonas costeras populares de España.

Añade, sin embargo, que a pesar del auge de estas dos ciudades como zonas de inversión, las codiciadas áreas de la provincia de Barcelona, la Costa Brava, Marbella e Ibiza seguirán siendo zonas atractivas entre los inversores extranjeros.

Fuente: El Mundo -20/1/2015