Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Los españoles se gastan un 50% más en reformar sus viviendas que hace tres años

Reformar una vivienda cada vez es algo más habitual… y para muchos españoles también es más necesario y costoso.

Según el Observatorio de Consumo en España 2015 que han publicado Cetelem (filial de crédito a particulares del banco francés BNP Paribas) y la consultora Nielsen, uno de cada cinco hogares realizó algún tipo de reforma  en nuestro país a lo largo del pasado ejercicio.

Entre las principales características de las obras, el estudio resalta que en más de la mitad de los casos la necesidad de acometer la reforma  se impone al placer, que el gasto medio ronda los 4.464 euros, que cada vez más propietarios recurren a profesionales recomendados por sus allegados y que las renovaciones van ganando complejidad con el paso del tiempo.

¿La prueba? Si comparamos estas conclusiones con las de ediciones anteriores del mismo estudio descubrimos, por ejemplo, lo mucho que se ha incrementado el dinero que destinan los hogares a reformar su vivienda. Si en 2012 el gasto medio se situó alrededor de los 2.950 euros, en 2014 alcanzó 3.450 euros para pasar a los 4.464 euros de media en 2015. Esto significa que el coste de la reforma ha aumentado casi un 30% en apenas un año y que se ha disparado un 51% en los últimos tres.

Detrás de este encarecimiento se encuentra la mayor envergadura de las reformas. Durante el pasado ejercicio, por ejemplo, el 18% de los arreglos se consideran grandes reformas (cuando se ve afectada gran parte del hogar), frente al 11% de 2014 y al 16% de 2012. En cambio, las pequeñas reformas (aquellas que no suponen un inconveniente para seguir viviendo en la casa mientras se realizan las obras) se están reduciendo: han pasado de representar un 62% en 2012 al 67% en 2014 para bajar al 60% actual. Además, en 2015 el 52% de las obras fueron por necesidad, frente al 51% de un ejercicio antes.

Otro de los porcentajes que crece en esta edición es el que mide la cantidad de propietarios que ha acudido a profesionales recomendados por sus allegados para llevar a cabo la reforma, que ha pasado del 41% al 45%. Aunque en menor medida, también aumentan los que contratan servicios que ofrecen las tiendas (21%, frente al 18% previo), en detrimento de la opción de hacerlo uno mismo (en 2015 se situó en el 30%, nueve puntos por debajo de un año antes).

El principal motivo que les lleva a preguntar entre familiares y amigos es el precio, que se convirtió en el factor decisivo a la hora de contratar el servicio en el 47% de los casos, seguido de la calidad (32%) y el tiempo de realización (9%). En 2014, en cambio, la calidad fue el aspecto determinante en el 40% de las ocasiones, frente al 39% del precio y al 14% de las garantías de los materiales.

Lo que también sube en la última edición del informe es la cantidad de hogares que tiene pensado acometer más reformas doce meses vista: el 55% de los que ya han acometido algún tipo de renovación tiene pensado llevar a cabo más cambios en su hogar, frente al 41% que estaba dispuesto a hacerlo el año pasado y al escaso 24% de 2012.

 

Fuente: Idealista.com  20/01/2016