Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Los errores que no debes cometer si estás pensando en pedir una hipoteca

El mercado de la vivienda encara el año nuevo con buenas perspectivas. Los expertos dan por hecho que la inversión residencial crecerá en 2016 el doble de rápido que en 2015 gracias al empuje de la demanda y la vuelta de las promociones.

Se espera, por tanto, que las compraventas sigan al alza y, en este escenario, conviene recordar cuáles son los errores más típicos que cometen los nuevos hipotecados  para evitar que se sigan repitiendo. Olvídate de endeudarte más de la cuenta, de firmar la hipoteca con tu pareja o de quedarte con la primera oferta que encuentres. Repasamos estas situaciones a evitar a la hora de pedir una hipoteca:

1. No apoyarse en un abogado Uno de los errores es estar dispuesto a gastarse miles de euros en adquirir un inmueble y no querer invertir 200 euros en un abogado que nos ayude en el proceso. El profesional negociará defenderá nuestros intereses, por lo que es recomendable no reservar una vivienda, ni firmar ningún tipo de contrato (de arras, alquiler con opción a compra, compra…) sin contar con él.

2. No comprender lo que se va a firmar. La compra de una vivienda, sea cual sea su fin, es la mayor inversión que hace un particular en su vida. Por eso, es necesario dedicar tiempo y esfuerzo a comprender el contrato que se va a rubricar. Una escritura de compraventa, por ejemplo, suele llegar a la notaría unos días antes de la firma, por lo que es recomendable revisar el texto antes de endeudarse para casi toda la vida.

3. Pensar que el banco mira por el cliente. Otro error es pensar que la entidad financiera o la inmobiliaria con quien estamos gestionando el proceso va a tener en cuenta nuestros intereses. ¡Error! Para evitarlo, lo mejor es conocer las ofertas del mercado  en el momento de la firma, asesorarnos y elegir el producto hipotecario que más nos convenga.

4. Ignorar nuestras posibilidades reales de pago.  Antes de firmar una hipoteca hay que saber si seremos capaces de pagar mes a mes la hipoteca, incluso si suben los tipos de interés. Los expertos recuerdan que la cuota mensual debe suponer alrededor de un 30% de los ingresos  mensuales, ya que a dicho pago hay que sumarle después los gastos de la luz, la compra, la calefacción…

5. Hipotecarse en pareja sin fijar las reglas. Los expertos recuerdan que la firma de una hipoteca con la pareja sentimental debería estar sujeta a unas reglas y que éstas deberían incluirse en la escritura. El coste es de unos 60 euros y, en caso de ruptura o fallecimiento, se sabe quién pagará el préstamo o se quedará con el piso. Es decir, se evitan posibles conflictos futuros.

6. Pedir avales a la familia sin establecer unos límites.  Los expertos recuerdan que ningún familiar debería avalar a un hipotecado. Consideran que es una figura perversa y que la entidad financiera no debería conceder el préstamo si tiene dudas sobre la capacidad de pago del hipotecado. Por eso, lo más recomendable es que la fianza tenga algún tipo de limitación  para que cuando se amortice esa parte el aval desaparezca.

7. No tener en cuenta la zona donde se encuentra la vivienda. A la hora de elegir una casa hay que tener en cuenta su localización; es decir, si hay medios de transporte cerca, la distancia que hay hasta el lugar del trabajo o el gasto que se necesita realizar el combustible.

8. No protegerse de los malos inquilinos. Aquellos que estén pensando en comprar una vivienda como producto de inversión y vayan a alquilarla, deben recordar que el propietario no tiene defensa ante el impago, por lo que deberá tomar precauciones sobre la solvencia de los inquilinos para evitar problemas en el futuro.

 

 Fuente: Idealista.com - 04/01/2016