Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Lento despegue del plan de rehabilitación de casas de Fomento

País Vasco y Navarra históricamente no participan en los planes estatales de vivienda, ya que los recursos económicos que necesitan para desarrollar sus políticas en esta materia están incluidos en los conciertos económicos respectivos.

Esto es lo que explica que desde que se publicó cómo sería el Plan de Vivienda 2013-2016 hasta que se concedió financiación para que echaran a andar los primeros proyectos haya transcurrido nada menos que año y medio. Las últimas cifras disponibles facilitadas por el departamento que dirige Ana Pastor aseguran que en la actualidad se está actuando sobre un total de 79 áreas, donde se realizarán trabajos para reformar un total de 9.119 viviendas. En 7.564 de ellas se efectuarán tareas de rehabilitación, mientras que las 1.555 restantes serán renovadas por completo previa demolición. Cinco meses antes la cifra global ascendía a 6.179 casas. Aunque en términos relativos se ha producido un incremento del 47,5%, lo cierto es que se antojan números aún muy discretos si se tiene en cuenta que son cifras de actividad en todo el país. La inversión pública comprometida para rehabilitar todas esas viviendas asciende a 238,8 millones de euros, de los que 73,4 millones han sido aportados por Fomento y el resto por las regiones.

El `no´ de Ignacio González

Desde el Gobierno se insiste en que el plan se está ejecutando conforme a lo previsto y se anuncia que en muy breve plazo, se firmarán otros 19 acuerdos para la rehabilitación y renovación que supondrán la mejora de otras 1.707 viviendas y la completa renovación de otras 54. Ello supondrá una inversión adicional de 31,58 millones de euros, de los que Fomento aportará 10,35 millones. Sin embargo, hay otras dos explicaciones añadidas a la ya tradicional lentitud con la que arrancan estos programas.

Por un lado, Madrid es la única comunidad autónoma que resta por suscribir el convenio con Fomento y no tiene intención de hacerlo a corto plazo. El Ejecutivo de Ignacio González argumenta que no puede firmar el nuevo plan porque aún no ha terminado de abonar las ayudas correspondientes a planes anteriores. "La Comunidad de Madrid considera que mientras estemos abonando subvenciones de programas anteriores es conveniente justificarlo al Ministerio, sobre todo ahora que el modelo ha cambiado", aseguraron fuentes del Ejecutivo autonómico. Por ello, la ausencia de Madrid se deja sentir en los volúmenes de actividad de este negocio.

El otro motivo es que no se haya podido pactar aún con la banca nuevos créditos específicos que animen a los ciudadanos a invertir en mejorar el estado de conservación de su casa.

Fuente: Cinco Días -27/4/2015