Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Las regulaciones sobre alquiler vacacional, en el punto de mira de Competencia

Distintos organismos de la Competencia ponen en duda las normas sobre el alquiler turístico vacacional ya en vigor o que se encuentran en proceso parlamentario. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC)  y la Asocicación Catalana de la Competencia (ACCO)  han detectado la ausencia de competencia efectiva en el sector por las regulaciones de Canarias y Cataluña, respectivamente, y una falta de flexibilización y simplificación para la entrada de nuevos agentes en el mercado turístico.

El caso de Canarias es el más llamativo porque ya se encuentra en vigor. Solo cuatro meses después de su entrada en funcionamiento el pasado mes de mayo, justo antes de las elecciones municipales y autonómicas, la polémica Ley de Renovación y Modernización Turística vuelve de nuevo al Parlamento canario para decidir si paraliza o no el reglamento tras el informe en contra de órgano regulador.

La CNMC avisa al Gobierno de Canarias de que debe cambiar o eliminar algunos artículos de su reglamento de viviendas vacacionales por vulnerar el derecho a la competencia efectiva en este mercado. El Ejecutivo autonómico, una coalición entre CC y PSOE, se puede enfrentar a un recurso contencioso-administrativo.

Entre ellas destaca, por ejemplo que "se excluyen del ámbito de aplicación aquellas viviendas situadas en suelos, zonas y urbanizaciones turísticas, que por su propia naturaleza, son zona habitual de localización de las viviendas vacacionales ofertadas antes de la entrada en vigor de la normativa".

El Gobierno del expresidente Paulino Rivero aprobó el Decreto 113/2015, de 22 de mayo, con el beneplácito de las compañías hoteleras pero sin el acuerdo con las asociaciones de propietarios de viviendas de alquiler vacacional. Una norma que prevé sanciones entre 30.000 y 300.000 euros  para los particulares que no cumplan esta normativa.

El texto de órgano regulador continúa afirmando que se exigen medidas que elevan injustificadamente los costes de entrada en el mercado de estos nuevos operadores, como la prohibición del alquiler por estancias o habitaciones o el exhaustivo catálogo de requisitos en cuanto a las dimensiones y equipamiento de las viviendas.

Para la CNMC, todas estas condiciones dan una posición de "privilegio a los establecimientos turísticos tradicionalmente instalados, sustrayéndoles de los beneficios de la competencia y en perjuicio de los usuarios".

 

 

Fuente: Idealista.com - 22/09/2015