Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Las inversiones en el sector inmobiliario español al menos se mantendrán en 2015

Esta publicación recoge cada semestre desde hace tres años las previsiones de un panel de grandes inversores patrimonialistas, que en esta ocasión han mostrado un optimismo generalizado.

Según el estudio, el producto 'prime' de oficinas en Madrid y Barcelona sigue siendo el más buscado, si bien la falta de producto y la búsqueda de rentabilidad están llevando a los inversores hacia otro tipo de segmentos u otras zonas geográficas.

Tinsa señala que el sector residencial sigue sin entrar, por lo general, en las estrategias de inversión desde la perspectiva de activos en alquiler. "La baja rentabilidad, las dificultades de gestión, la falta de grandes paquetes y, sobre todo, el riesgo reputacional se mencionan como las principales causas", explica.

Si bien, un 16% de los panelistas reconoce interés por activos a desarrollar, algo que no aparecía en anteriores ediciones del Barómetro, al tiempo que desciende la preferencia por los activos con renta garantizada.

Y es que, ante la falta de producto de calidad, los inversores se muestran abiertos a asumir más riesgo y detectan potencial de creación de valor en el desarrollo y en las rehabilitaciones integrales de edificios. Asimismo, una cuarta parte de los encuestados está interesada en activos para reestructurar y un 20% en inmuebles con desocupación.

En cuanto a los protagonistas de las inversiones en 2015, el 41% de los panelistas señala que las socimis serán los más destacados, continuando con la tendencia iniciada en 2014.

Por su parte, los fondos oportunistas, que fueron señalados como el perfil inversor más importante en 2013 por un 54% de los encuestados, son ahora la primera opción sólo para un 16%.

El puntal de las oficinas

Por otro lado, el estudio precisa que se percibe un aumento de la demanda de oficinas por parte de las grandes empresas, "que ya están revisando sus planes de expansión ante el cambio de ciclo", lo que anticipa un descenso de las tasas de desocupación, al tiempo que las operaciones de gran volumen ya están registrando incrementos de precios.

El sector del retail también se está beneficiando del aumento de la confianza empresarial, si bien, aunque el 50% de los panelistas prevé un aumento de las cifras de negocio, se mantienen las diferencias según el tipo de centro comercial. Así, los ubicados en zonas secundarias siguen sufriendo en términos de ocupación.

En este ámbito, los operadores no perciben en términos generales que el crecimiento del comercio 'online' esté mermando la afluencia a los centros comerciales.

Por otro lado, la demanda en el segmento logístico está centrada en activos de gran tamaño y de calidad. Tinsa señala que, dada la existencia de mucho 'stock obsoleto, la oferta es restringida, pero los promotores todavía se muestran cautos sobre la posibilidad de iniciar nuevos desarrollos.

Fuente: Europa Press -9/4/2015