Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Las autonomías recaudan 640 millones más este año con la compraventa de viviendas usadas

La mejora del mercado de la vivienda está permitiendo a las autonomías recaudar más dinero que el año pasado. Según los datos que maneja el Ministerio de Hacienda, en los nueve primeros meses del año la recaudación de los tributos ligados a la compraventa de inmuebles residenciales de segunda mano alcanza los 5.143 millones de euros.

Esta cifra es un 14% más elevada que la registrada hasta septiembre de 2014, cuando la recaudación de estos gravámenes inmobiliarios fue 638 millones de euros más reducida que en el ejercicio en curso.

Estos ingresos extra provienen de dos impuestos concretos: el deTransmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados, que son las dos figuras tributarias que se aplican sobre la compraventa de viviendas usadas.

Esta mejora de la recaudación se produce en plena estabilización del ladrillo. Y es que, a pesar de que todas las estadísticas siguen muy lejos de los máximos alcanzados en plena burbuja, las operaciones inmobiliarias de inmuebles de segunda mano están creciendo este año a ritmo de dos dígitos, mientras el precio de la vivienda ha vivido un repunte no visto desde 2007.

Siguiendo ese mismo guion, todo apunta a que este año la recaudación de los impuestos ligados al ladrillo mejorará la cifra de 2014, aunque continúa muy por debajo de los niveles previos al estallido de la burbuja inmobiliaria.

Hace una década, por ejemplo, las autonomías recaudaron más de 18.000 millones de euros por la compraventa de casas usadas y en 2007, casi 17.100 millones. Desde entonces, la cifra poco a poco se fue reduciendo hasta que en 2014 se vio un primer repunte. Durante todo el año se recaudaron 6.254 millones de euros a través de estos dos impuestos, la cifra más alta desde 2010.

Si tenemos en cuenta que en 2015 la recaudación está creciendo de forma interanual con fuerza y que en la recta final de año se suelen incrementar las operaciones, lo lógico es que el ejercicio termine con una cifra más elevada que 2014 y que la recaudación definitiva ronde los 7.000 millones de euros, lo que daría lugar a un incremento de dos dígitos respecto al año pasado.

 

 

 Fuente: Idealista.com - 14/12/2015