Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Inquilino moroso: cinco puntos que tiene que tener en cuenta el propietario

Para evitar esto e impulsar precisamente esta opción frente a la compra, el Gobierno aprobó el Desahucio Exprés que pretendía agilizar los plazos y reducir los costes. 

Para actuar contra un inquilino moroso hay que seguir cinco pasos a seguir.

Antes de alquilar, detectarlo.

El primer paso siempre es detectar a un inquilino moroso y evitar alquilarle la vivienda. Para ello, desde Arrenta "apuestan por hacer un estudio de morosidad previa al inquilino. Y, para ello, se apoyan en los ficheros de morosos". Los dos más utilizados son el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) que recoge informaciones sobre impagos y deudas iguales o superiores a los 300 euros y el de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), la información en este caso la aportan sus socios, que son desde bancos y entidades financieras de crédito, hasta editoriales, aseguradoras o compañías de gas, electricidad y teléfono.

Por su parte, desde Alquiler Seguro también insisten en la necesidad de analizar al detalle al futuro inquilino. Otro aspecto importante, señalan, es "fijar el precio de mercado de tu piso. Así, cuando un piso esta fuera de precio, reduces el número de inquilinos que lo puedan visitar y entre los pocos que acudan puede encontrarse un inquilino moroso, que con la excusa de que no le importa cuánto pagar por el alquiler, te acaba convenciendo y dejándote a deber el resto de meses".

Plazos para contactar 

Desde Arrenta son partidarios de ofrecer un tiempo prudencial, en torno a una semana, antes de emprender cualquier acción. "El retraso puede ser puntual por problemas inclusos ajenos al inquilino. Después de pasar unos días, nuestro consejo es contactar lo antes posible, para comenzar una negociación y que no se enquiste el problema con el transcurrir de los meses", señala Carlos Ruiz, director General de Arrenta

En el caso de que se trate de un moroso profesional, desde Alquier Seguro señalan que utilizará diversas tácticas. Desde utilizar el sentimentalismo, con frases como "Ahora me es imposible pagar, en cuanto pueda lo hago confíen en mí" hasta el engaño, asegurando que ya ha pagado.

¿Cómo son los pasos?

Después de unos días prudenciales, Carlos Ruiz apuesta por la Mediación previa. "En ese caso, contactamos con el inquilino para conocer sus intenciones y negociar su salida del inmueble en caso de no hacer frente a sus obligaciones contractuales. Esta Mediación está consiguiendo solucionar los conflictos en un tiempo récord, como demuestra que el 30 por ciento de los casos con los que hemos trabajado en 2014 se solucionaron en un máximo de 6 días". 

De no tener éxito este proceso, se iniciaría un proceso que llevaría a la vía del arbitraje y que cuenta con varias ventajas respecto al proceso judicial tradicional, ya que disminuyen los costes y acorta el tiempo en la resolución del conflicto. 

¿Qué tiempo puede llevar?

Los procesos judiciales, y pese a las reformas realizadas, continúan siendo largos. El tiempo medio para contar con una resolución suele estar en torno 8 meses. Los plazos se acortan ostensiblemente si optamos por la vía del arbitraje. "En ese sentido, el 70 por ciento de las demandas arbitrales de deshaucio que medió Arrenta en 2014 se han solucionado en un máximo de 41 días", lo que es un gran éxito, señala Ruiz.


¿Cuánto puede costar?

Si no se dispone de ningún seguro de alquiler la cuantía depende de la renta mensual del inmueble, pero suele oscilar entre los 800 y los 3.000 euros

Fuente: Fianzas.com -14/1/2015