Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

En 2016 habrá 349.377 viviendas sin vender, un 24% menos

El excedente de viviendas sin vender en España se situaba tras el verano en 462.000 inmuebles, menos de la mitad que los 1,2 millones de inmuebles de 2008. Además, esta oferta embalsada se reducirá un 24,5%, una cuarta parte, durante el próximo año, hasta los 349.377 pisos. Así se precisa en un análisis expuesto este viernes por el presidente de los promotores madrileños Asprima, Juan Antonio Gómez-Pintado, en el marco de la jornada Perspectivas económicas 2016 y tendencias del sector inmobiliario, organizada conjuntamente con Sociedad de Tasación ST.

Esta estimación, elaborada a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la cátedra inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE) y la Red de Asesores Inmobiliarios Cualificados (RAIC), señala que el 74% del stock se localiza en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia, y que el año que viene este porcentaje se reducirá al 51%. Mientras, la bolsa de pisos vacíos en Madrid se acercará a los 6.000 inmuebles el próximo año, mientras que en Cataluña superará las 4.300 viviendas.

Por otro lado, Gómez-Pintado ha indicado que, teniendo en cuenta los flujos migratorios, la necesidad de viviendas en España se situará los próximos años en unos 140.000 inmuebles, con especial protagonismo de la Comunidad de Madrid, donde esta cifra estará entre los 30.000 y los 40.000 pisos.

Si estabilización, no recuperación

Por su parte, el director general de ST, Juan Fernández-Aceytuno, ha afirmado que el sector inmobiliario español está aún "más cerca de la estabilización que de la recuperación" y ha vaticinado que cuando llegue ese momento de la recuperación "unos saldrán a una velocidad y otros a otra". En sui opinión, pese a que las compraventas y las hipotecas están repuntando, de la mano también del empleo, aún se mantienen ciertos desequilibrios en el mercado. Asimismo, ha recordado que las transacciones de vivienda usada llevan 10 trimestres mostrando variaciones en forma de dientes de sierra, con subidas y bajadas trimestrales. Y que la regulación de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimi) ha sido la legislación "más importante de la crisis", porque están logrando atraer la inversión extranjera, pero considera que aún hacen falta en España grandes desarrollos de producto en alquiler. En el caso de la rehabilitación de casas se ha mostrado tajante: "lo primero que hay que rehabilitar es la legislación porque hacer esas obras hoy es un ejercicio casi de ciencia ficción".

Los bancos dispuestos

Más optimista ha sido el director de Macroeconomía de Caixabank Research, Oriol Aspachs, que ha asegurado que "el ajuste del sector inmobiliario está hecho" y se encuentra ya iniciando la "fase expansiva". Más aún, ha señalado que "el sector bancario no solo se encuentra listo y preparado para financiar el próximo ciclo expansivo (en el ladrillo), sino que lo está haciendo". Ha señalado que "en los próximos trimestres o vemos un importante repunte de la inversión en esos lugares o se van a producir aumentos de precios". "El ajuste del sector se ha hecho e incluso podremos ver sorpresas muy positivas en próximos trimestres en algunas regiones", ha insistido.

Aspachs ha recalcado que el mercado inmobiliario es heterogéneo y no avanza a la misma velocidad en todas las regiones. Por ejemplo, "en las zonas done hay menos stock es donde menos crecen las compraventas y los visados". Detrás de este cambio de dirección en el ladrillo español está la "sorprendente recuperación del empleo", que ha cuantificado en medio millón de nuevos empleos este año y de entre 400.000 y 500.000 adicionales en 2016, así como las "importantes ganancias de competitividad" de la economía española vía reducción de costes laborales.

 

  Fuente: ElPais.com - 20/11/2015