Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El nuevo perfil del comprador: treintañero que busca una casa más grande de hasta 300.000 euros

Más joven, con más solvencia, que busca una casa de 3 o más dormitorios y que está dispuesto a invertir hasta 300.000 euros. Éste es el retrato robot del nuevo comprador de vivienda, según una encuesta realizada por Planner Exhibitions, promotor de la feria SIMA, y por ST Sociedad de Tasación.

"El nuevo comprador de vivienda es consecuencia directa del profundo impacto ejercido tanto por la crisis del sector residencial como por la del conjunto de la economía, que han expulsado del mercado a amplios colectivos y activado otros", asegura Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions.

El ejemplo más claro es el protagonizado por el segmento de población de entre 25 y 35 años, que durante la época del boom aglutinó la mayoría de las compras y, sin embargo, entre 2009 y 2013 perdió casi un 25% de su cuota de mercado. Sin embargo, sigue siendo el principal grupo comprador. En 2015 ha supuesto el 41,4% del total, seguido por los interesados con edades comprendidas entre los 36 y 45 años, al suponer un 29,4%.

Ahora, en cambio, vuelve a dar vida al retrato robot. En la pasada edición de SIMA se ha invertido la evolución bajista en el porcentaje de compradores perteneciente al tramo de edad entre 25-35 años (41,4%). Les ha seguido el grupo de interesados con edades comprendidas entre los 36 y 45 años, al suponer un 29,4%.

En cuanto a las motivaciones para adquirir una casa, las principales han sido la de mejorar su vivienda actual y la de formar un nuevo hogar. Sin embargo, la cmopra de vivienda para formar nuevos hogares ha sufrido un freno importante. Por el contrario, destaca el crecimiento que experimentan "mejorar la vivienda actual" (del 25,3% en 2013 al 29,1% en 2015) y "cambiar de alquiler a propiedad (del 22,9% en 2013 al 27,8% en 2015). Esto podría explicarse por el convencimiento de este tipo de compradores de que el ajuste ya ha concluido y por su confianza en el futuro a medio plazo. 

El análisis destaca que hay una demanda más solvente y que cuenta con un mayor presupuesto para gastar. Se ha reducido claramente el porcentaje de quienes afirmar necesitar una financiación superior al 80%. En contraposición, ha aumentado el número de personas que compran al contado o que solicitan una financiación inferior.

Pero llama la atención cuál es el principal freno para la compra de vivienda: el precio. Más de la mitad de las personas encuestadas considera que la bajada de precios no ha sido suficiente, ya que también ha caído el poder adquisitivo, con lo que el nivel de accesibilidad sigue siendo un freno.

 

 

Fuente: Idealista.com - 23/09/2015