Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El Café Central podría sobrevivir cinco años más gracias a una normativa ambigua

Junto a este establecimiento de jazz, entre 65.000 y 85.000 inmuebles debían empezar a pagar los alquileres a precios de mercado a partir de esa fecha, lo que obliga a muchos a cerrar sus puertas ante los desorbitados incrementos.

Gerardo Pérez, uno de los socios y fundadores del Central, ya advirtió que estarían abiertos hasta que una orden judicial les obligara a cerrar, porque no podían pagar los 12.000 euros que podrían pedirle los propietarios, en vez de los 5.000 actuales. Ahora han encontrado una laguna en la ley que podría hacerle sobrevivir un lustro. En la disposición transitoria tercera, la ley dice que cuando se haya realizado un traspaso del local entre 1985 y 1995, los plazos contemplados se alargarán cinco años.

A esto se acogerán los dueños del Café Central. "A principios de los 90, una de las socias se marchó y para continuar tuvimos que hacer un traspaso", explica Gerardo Pérez. "Entonces tuvimos que pagar 15 millones de pesetas y supuso un calvario, pero esto nos puede salvar". Gerardo dice que los propietarios del local no reconocen ese traspaso y, como ya adelantó, la discusión acabará en un juzgado. La otra parte de este conflicto ha rechazado hacer ningún tipo de declaración al respecto.

Junto a este establecimiento de jazz, entre 65.000 y 85.000 inmuebles debían empezar a pagar los alquileres a precios de mercado a partir de esa fecha, lo que obliga a muchos a cerrar sus puertas ante los desorbitados incrementos.

Gerardo Pérez, uno de los socios y fundadores del Central, ya advirtió que estarían abiertos hasta que una orden judicial les obligara a cerrar, porque no podían pagar los 12.000 euros que podrían pedirle los propietarios, en vez de los 5.000 actuales. Ahora han encontrado una laguna en la ley que podría hacerle sobrevivir un lustro. En la disposición transitoria tercera, la ley dice que cuando se haya realizado un traspaso del local entre 1985 y 1995, los plazos contemplados se alargarán cinco años.

A esto se acogerán los dueños del Café Central. "A principios de los 90, una de las socias se marchó y para continuar tuvimos que hacer un traspaso", explica Gerardo Pérez. "Entonces tuvimos que pagar 15 millones de pesetas y supuso un calvario, pero esto nos puede salvar". Gerardo dice que los propietarios del local no reconocen ese traspaso y, como ya adelantó, la discusión acabará en un juzgado. La otra parte de este conflicto ha rechazado hacer ningún tipo de declaración al respecto.

Fuente: El Confidencial -19/1/2015