Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El BCE empeora sus previsiones de crecimiento y precios y no descarta más revisiones a la baja

La máxima autoridad monetaria, consciente de las dudas que está generando China en los mercados financieros, de la ralentización de las economías emergentes, la volatilidad a la que están sometidas las materias primas y de la celebración de elecciones en varios países europeos, entre ellos Grecia y España, ha revisado a la baja sus proyecciones para el próximo trienio.

En concreto, calcula que el PIB de la eurozona crecerá este año un 1,4%; en 2016, un 1,7% y, en 2017, una décima más (1,8%). En junio, la última vez que hizo públicas sus estimaciones, esperaba un avance económico del 1,5% en 2015, del 1,9% en 2016 y del 2% en 2017.

"Esperamos que la recuperación económica siga adelante, pero a un ritmo más lento del que habíamos previsto. Los riesgos a la baja se han incrementado y es necesario vigilar de cerca toda la información sobre los efectos que puedan tener", ha asegurado Mario Draghi, presidente de la autoridad monetaria.

Deflación puntual

Por otro lado, el organismo monetario también está convencido de que los precios evolucionarán de forma más lenta de lo esperado. Y es que calcula que la inflación cerrará el ejercicio en el 0,1% para escalar hasta el 1,1% el año que viene y hasta el 1,7% en 2017. Hace tres meses, en cambio, esperaba que los precios se quedaran alrededor del 0,3% en 2015, en el 1,5% en 2016 y en el 1,8% en 2017. Como consecuencia de esta revisión bajista, la institución se aleja todavía más de su objetivo de dejar los precios cerca del 2%, pero por debajo de dicho nivel.

De hecho, Draghi ha dejado entrever que, en el escenario actual, ni siquiera se puede descartar que algunos meses los precios vuelvan a terreno negativo. "Podríamos ver cifras negativas en los próximos meses, pero el Consejo de Gobierno cree que serán transitorios y una consecuencia del precio de las materias primas", ha puntualizado.

Gobiernos, haced más reformas

Para intentar amortiguar la ralentización que le espera a la eurozona, el banquero italiano ha vuelto a insistir en la necesidad de que los distintos gobiernos de la eurozona sigan haciendo reformas estructurales.

"Además de la política monetaria se necesitan otras medidas, como la reforma del mercado del trabajo, para que el crecimiento sea sostenible, más elevado y sea capaz de generar más ingresos en el futuro", ha recalcado.

Hay artillería preparada, por si acaso

¿Y qué pasa si la realidad se lleva por delante todas estas previsiones y nos trae un escenario más complicado? La respuesta es sencilla: el BCE sacará la artillería pesada; es decir, no le temblará el pulso para tomar medidas extraordinarias.

Como de costumbre, el guardián del euro no ha dudado en afirmar que está preparado y tiene plena capacidad para actuar. Como aperitivo, hoy ha mejorado una de las condiciones de su famoso programa de compra de deuda (bautizado como QE) al aumentar el umbral máximo que tiene el organismo para adquirir activos en los mercados secundarios. Si antes podía comprar hasta un 25% de una emisión, ahora tendrá de margen hasta el 33%.

 

 

Fuente: Idealista.com - 04/09/2015