Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El ‘efecto Airbnb’ pasa la factura al vecindario

Eso, o cede la vivienda durante tres años para fines sociales. El conflicto está servido desde hace tiempo. Pero, ¿dónde fueron a parar a aquellos valores positivos de la economía colaborativa que brotaban al hablar de Airbnb y con los que todos ganaban?

El origen de esta empresa, valorada hoy muy por encima de la mayor cadena hotelera del mundo (Marriott), fue producto de la necesidad. Brian Chesky y Joe Gebbia, dos de sus fundadores, no podían pagar su alquiler en San Francisco en 2008, así que decidieron ofrecer un par de camas hinchables en su apartamento. La idea funcionó. Y la brillante solución a un problema global, agravado en plena recesión, derivó en una multinacional que  hoy tiene dos millones de alojamientos en 34.000 localidades de 191 países. Pero la base de aquello, compartir casa para ahorrar costes, se ha desvirtuado en algunos casos y la proliferación de apartamentos turísticos -muchas veces propiedad de una misma persona- y su extrema concentración en determinados barrios de grandes ciudades ha agudizado el problema al que Brian y Joe se enfrentaron en 2008.

Donde mayor es la densidad de pisos turísticos, menor es la oferta para uso residencial y más alto es el precio del metro cuadrado. Esa es la principal crítica que ha recibido Airbnb en los últimos tiempos. Los vecinos lo denunciaron  en San Francisco, donde la compañía tuvo que invertir 7 millones de euros en comunicación para ganar el referéndum (con el 55% de los votos) que se planteó en su contra. En la ciudad donde nació la idea, los caseros cada vez ponían menos pisos en el mercado de larga duración y los alquileres (no solo por este motivo) han llegado a 4.225 dólares de media por un apartamento. En Nueva York, varios informes -incluido de la fiscalía general- analizaron el problema y en Barcelona, antiguos barrios como el Raval o la Barceloneta se han convertido en algunos de los más caros por metro cuadrado en el mercado de alquiler pese a que sus vecinos no llegan a la renta media de la ciudad.

 

 Fuente: ElPais.com - 14/12/2015