Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

2016, el año clave para tu hipoteca

Después de años de continuas bajadas de los tipos de interés, los analistas consultados por idealista/news estiman que, dependiendo de la evolución de la economía mundial y de los precios de las materias primas, en 2016 el euríbor podría llegar al 0,5% en el peor de los casos, lo que supondría un encarecimiento de las hipotecas.

El euríbor a 12 meses, indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, estará prácticamente estable hasta finales de año siempre que no haya cambios radicales en la política del Banco Central Europeo. Para saber cómo evolucionará la tasa que marca la cuota hipotecaria que se paga cada mes, habrá que fijarse también en factores como la evolución del precio de las materias primas, de la economía mundial y de la economía de la eurozona.

Este índice de referencia interbancario cerró el  pasado mes de agosto en el 0,161%, situándose en la cota más baja de toda su historia, un mínimo que prácticamente se rompe mes a mes. Los hipotecados han visto a lo largo de este año cómo en cada revisión se reducía su cuota y todo parece indicar que, de momento, la tendencia se va a mantener, tal y como apuntan los expertos consultados.

Las previsiones de aquí a final de año son similares y apenas esperan cambios en las cotas actuales. "Tras la consolidación de los últimos meses sobre el 0,16%, seguimos planteando un escenario con un euríbor presionado a la baja en un rango para finales de año entre el 0,16% y el 0,15%", afirma Borja Rubio, analista de XTB España.

Las previsiones del consenso de Bloomberg son aún más bajas, situando el euríbor por debajo del 0,1% en los próximos meses. Por tanto, tendríamos por delante un escenario de nuevos mínimos históricos.

El crecimiento de la eurozona influirá en esa estabilidad del euríbor, según el estratega jefe de Citi en España, José Luis Martinez Campuzano. "Estimamos que el PIB de la zona euro se estabilizará entre el 1,7% y el 1,8%. No creemos que el índice de referencia hipotecario supere el 0,20% en lo que queda de 2015".

Bankinter presenta varios escenarios hasta final de año. El más favorable para los hipotecados es ver el euríbor en el 0,14% pero también plantea un escenario desfavorable: el euríbor podría alcanzar al 0,34% al cierre de 2015. De producirse esta subida, la tasa duplicaría la actual, volvería a niveles de septiembre de 2014 y elevaría las cuotas hipotecarias.

División de opiniones para 2016

De cara a 2016, los pronósticos de los analistas son más variados. Para el departamento de análisis de Bankinter, la previsión es levemente alcista. En su escenario central, Bankinter estima que el índice subirá hasta el 0,35% durante el próximo ejercicio, con un escenario mínimo de 0,20% y un máximo de 0,5%.

Para Borja Rubio el horizonte es algo diferente: "Mientras no haya cambios en materia de política monetaria por parte del BCE en 2016 el euríbor podría llegar a finalizar por debajo del 0,1%", señala.

Para los analistas consultados, los movimientos del BCE van a ser la principal clave aunque no la única: las políticas de la Reserva Federal americana, el precio de las materias primas, la evolución de la economía de la eurozona o el programa de compra expandida de activos (QE, en sus siglas en inglés) pueden marcar su evolución en los próximos meses.

"Hay que vigilarlos de cerca porque si hubiera algún cambio fuerte al alza de alguno de ellos, sí que podría producirse alguna subida mayor del euríbor", concreta el estratega jefe de Citi en España, para quién el índice podrá moverse en el entorno del 0,25% en 2016.

 

Palabra de Draghi

Los movimientos y declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, pueden decidir un cambio en la evolución del euríbor tanto al alza como a la baja, ya que esta tasa está ligada a las expectativas de subidas o bajadas del precio del dinero.

Así sucedió la pasada semana, tras la última reunión del  Consejo de Gobierno, cuando se mantuvieron los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05%. Aunque no anunció un cambio en la fecha límite del QE, abrió la posibilidad de ampliar el alcance del programa de compra de deuda de la institución si fuera necesario.

Los planes del BCE son mantener las compras por 60.000 millones de euros mensuales al menos hasta septiembre de 2016 sin descartar ir  "más allá si fuera necesario", en palabras del propio Draghi.

Una influencia directa en el euríbor para Borja Rubio, analista del XTB. "Draghi ha repetido en diferentes ocasiones que nos encontraremos en un escenario de tipos bajos durante un largo periodo de tiempo.  Esta idea nos plantea un euríbor a niveles reducidos durante los próximos años".

Los expertos coinciden que una hipotética finalización de la Quantitative esaing (QE) será un acontecimiento clave, principalmente porque se empezará a especular sobre el comienzo progresivo de una subida de tipos. "La evolución de los precios y el consumo europeo también pueden influir en la evolución de euríbor", comenta José Luis Martinez Campuzano.

Pero también habrá que mirar más allá de Europa: en las decisiones del Banco de Inglaterra en política de tipos de interés o en la Reserva Federal de EE.UU., que ha insinuado su intención de subir el precio del dinero en este mes de septiembre, una idea que el Banco Mundial no ve con buenos ojos. Es más, alerta del pánico y de la confusión que crearía en los mercados internacionales. Otros factores que pueden afectar a los tipos de interés en la zona euro y, por ende, en el euríbor son la evolución del precio de las materias primas o la inflación en los principales países. 

 

 

 Fuente: Idealista.com - 09/09/2015