Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

¿Comprar una vivienda a un banco es siempre más barato?

En lo que a la vivienda se refiere, esto no cambia. El comprador busca la opción que más conveniente le sea, siendo el precio uno de los factores más importantes.

Las entidades disponen de un amplio catálogo de viviendas y puede ser habitual pensar que este tipo de viviendas son más baratas o que incluso la entidad puede llegar a rebajar su precio con tal de bajar el número de viviendas en stock.

Tras elaborar un estudio y analizar 54 ofertas inmobiliarias -13 correspondientes a bancos, 21 a agencias y 20 a particulares- en Madrid, Barcelona y Benicasim, OCU señala que "no en todos los casos los pisos que ofrece la banca son más baratos" y que según la encuesta escenario planteada "cuando un piso tenía un precio sensiblemente más barato, era por su estado y la necesidad de una profunda reforma", haciendo hincapié en que  la mitad de los pisos de bancos  que visitaron precisaban de una reforma e incluso en algún caso ésta reforma debía de ser total.

Las entidades bancarias no son partidarias de la venta de inmuebles a pérdidas por lo que esperan a que se produzca un cambio en el mercado gracias a la mejora de las condiciones del mismo y que todo ello se traduzca en un incremento de las ventas de este tipo de activos, huyendo del "vender por vender". Aunque según muestra un estudio del portal Doncomparador.com el precio medio de las viviendas de las entidades bancarias ha descendido un 30% en los últimos cuatro años, este hecho no ha frenado que la oferta disponible haya aumentado un 75% desde 2012.

Las recomendaciones de OCU al comprar una vivienda

Además, tras el estudio, OCU enuncia una serie de recomendaciones y consejos para todas aquellas personas que estén interesadas y dispuestas a comprar una vivienda.

  • Aconsejan siempre  comparar pisos -no limitarse únicamente a los de los bancos-, precios y negociarlos ya que según su experiencia, en la mayoría de las ofertas analizadas se pudo obtener una rebaja del precio llegando incluso a una rebaja del 30% respecto al precio inicial.
  • Es importante tener muy presente que además del precio de compra, hay  gastos añadidos  que dependiendo de la comunidad en la que se produzca la venta, pueden según OCU ascender a un 14%. En este sentido, también habrá que tener en cuenta el estado del piso -en caso de ser de segunda mano- y pensar en el coste de las reformas, porque si es elevado, quizá en el cómputo global la compra no haya sido todo lo barata que se pensaba.
  • Otro punto clave es comprobar y asegurarse a través del Registro que el inmueble que se va a adquirir está libre de cargas  y pedir un certificado de deudas, que muestre si hubiese deudas con la comunidad o derramas pendientes, ya que en ese caso habría que sumar dichas cargas al precio de la vivienda.
  • Una de las recomendaciones finales es la de  no  dedicar a la compra de la vivienda   más de cuatro veces los ingresos netos del hogar.

Fuente: Cinco Días -16/6/2015