Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

La rentabilidad de la vivienda roza el 11% gracias a la subida de los precios

El sector inmobiliario cierra un año plagado de indicadores positivos. El ladrillo ha consolidado su recuperación en 2017 y crece ya a ritmos similares a los registrados antes del estallido de la burbuja. Como consecuencia de esta mejora, la rentabilidad de la vivienda como inversión ya roza el 11%, según el Banco de España. Las cifras publicadas por el Ministerio de Fomento reflejan que la compraventa iguala alzas registradas en 2008 (+16,7%, hasta las 121.561 transacciones) y acumula cuatro trimestres creciendo a doble dígito.

A ello se une el dato del Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto a las operaciones del mes de octubre, que adelanta nuevos aumentos en la compraventa para el cuatro trimestre de 2017. En concreto, durante el décimo mes del año estas transacciones se dispararon un 25%. La Comunidad de Madrid, que creció un 50%, lideró el crecimiento con 6.201 transacciones. Cataluña se vio lastrada por la situación política y cosechó la mejora más discreta de toda España, con un crecimiento del 12,4%, hasta las 5.743 operaciones. 

Al buen comportamiento de la compraventa hay que sumar la mejora del precio, que creció entre junio y septiembre a ritmos de 2008, un 6,7%, acumulando de esta forma su decimocuarto trimestre al alza. 

Estos indicadores se complementan con un factor inédito hace diez años: la fortaleza del alquiler. Ha crecido cerca de un 10% en tasa interanual durante el último año y se mantendrá en esta línea durante los próximos meses, según un informe de Fotocasa. El precio de la vivienda en arrendamiento acumula un total de 33 meses consecutivos al alza. No solo ha contribuido a esta tendencia el cambio de mentalidad en el comprador nacional y el ascendente precio de la vivienda, sino también la irrupción de los apartamentos turísticos en ciudades como Madrid o, sobre todo, Barcelona. Los expertos del sector sostienen que, debido a esta demanda, el alquiler se ha disparado más de un 20% en determinadas localizaciones. "Necesitará una regulación a corto plazo para impedir la masificación", sostienen desde Servihabitat. 

La irrupción de estos nuevos servicios, junto a otros factores, ha establecido al ladrillo como una atractiva alternativa de inversión. Según las cifras publicadas por el Banco de España, la vivienda para alquilar ofreció un rendimiento del 10,9% en el tercer trimestre. Con todos estos indicadores, no es de extrañar que se hayan despertado viejos temores, especialmente en Madrid y Barcelona. Los expertos coinciden al afirmar que, en algunas zonas de estas regiones, ya se han alcanzado precios precrisis. Aunque también señalan que, en otras localizaciones de estas mismas ciudades los precios todavía se mantienen un 30% por debajo de los registrados hace diez años. Es la tónica a nivel nacional, ya que si bien en los grandes núcleos urbanos la vivienda ha cogido velocidad de crucero, en otras comunidades todavía cosecha crecimientos muy discretos.

 

(ABC. Páginas 30 y 31. Lunes 25)