Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

El precio de la vivienda sube un 17% en Madrid y un 11% en Barcelona

Madrid es la ciudad con los distritos más caros de toda España, y experimenta la mayor subida, mientras que Barcelona mantiene el precio medio más elevado a nivel nacional. La rentabilidad que ofrece un piso en el distrito madrileño de Salamanca o en Sant Martí (Barcelona) puede ser más interesante para muchos inversores que activos como la deuda o los depósitos. En un escenario de bajos tipos de interés, inflación moderada y crecimiento económico, tener alquilado un piso en estas zonas puede ofrecer rendimientos por encima del 10%. Salamanca es el distrito más caro de toda España y además es el que más se está revalorizando. 

En el primer trimestre de este año, se encareció un 22,9%, según el último informe sobre Mercados locales elaborado por la tasadora Tinsa. Desde 2015, Madrid ha recuperado un tercio del valor perdido durante la crisis, pero en la almendra central, en determinados códigosprimelos precios están muy cercanos a máximos de crisis. Estos aumentos vienen favorecidos por el boom del alquiler de la vivienda, que lleva meses recalentando el suelo de grandes capitales y ciudades turísticas. 

El precio medio de la vivienda en Madrid, que subió un 17% en el primer trimestre, hasta los 2.699 euros/metro cuadrado, refleja un mercado heterogéneo con recorrido al alza. El precio de 15 de los 21 distritos crece a doble dígito. Del total, tres superan los 4.000 euros/m2 (Salamanca, Chamberí y Centro); seis por encima de los 3.000 euros/m2; y 12 se encuentran por debajo de los 2.000 euros/m2. Como consecuencia del recalentamiento en las áreas más cotizadas se está produciendo un desplazamiento de la demanda con menor poder adquisitivo hacia zonas más periféricas.

Si los precios de zonasprimecontinúan subiendo al ritmo que lo están haciendo puede llegar a ser preocupante. El foco de atención se sitúa "en el posible desajuste entre ingresos familiares y precio si los valores evolucionan con la misma intensidad en los próximos trimestres, lo que podría mermar la capacidad de acceso a la vivienda", explica Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa. En la capital el esfuerzo inversor es del 24,4%, aunque mucho más repartido entre los distritos (ninguno supera el 40%). El esfuerzo financiero viene determinado por el porcentaje de ingresos brutos familiares destinado al pago de la hipoteca. 

El riesgo también es palpable en Barcelona, la capital española donde más esfuerzo financiero cuesta comprar un piso. Un 25,4%, que asciende al 41% en el barrio más caro (Sarrià-Sant Gervasi). En Barcelona, el flujo de compradores de unas zonas a otras es más complicado, ya que la distribución de precios por distritos es mucho más homogénea, situando a la capital catalana como la ciudad con el mayor precio medio (3.174 euros/m2). De sus 10 distritos, uno se encuentra por encima de los 4.000 euros/m2; la mayoría se concentra en precios por encima de los 3.000 euros/m2 (seis distritos); y tres por encima de los 2.000 euros/m2. 

Aunque a mucha distancia de los precios de Madrid y Barcelona, los dos grandes polos de atracción del mercado, Sevilla se ha colocado, junto a Palma de Mallorca o Valencia, en el grupo de cabeza de las capitales donde la recuperación inmobiliaria ofrece síntomas de estabilidad. El crecimiento de sus precios se sitúa cinco puntos por encima de la media de las capitales de provincias españolas. Según el último informe de mercados locales de Tinsa, el precio medio en Sevilla se sitúa en 1.590 euros por metro cuadrado, lo que supone una variación interanual del 8,8% respecto al primer trimestre de 2017. 

Ha costado más tiempo que en Madrid y Barcelona, pero los precios de la vivienda en Valencia ya despegan. Según Tinsa, al cierre del primer trimestre el precio medio del metro cuadrado en la ciudad del Turia se sitúa en 1.253 euros, un 8,5% más respecto a doce meses antes. 

Zaragoza es la única de las principales ciudades que sigue en negativo, con un descenso interanual del 0,5%, pero la situación es muy heterogénea en el conjunto de la ciudad. Así, aunque buena parte de los distritos de la capital aragonesa están en caída o estancados, hay tres que disfrutan de una fuerte pujanza: San José, la Margen Izquierda y La Almozara.

 

(Expansión. Páginas 24 a 27)