Principal red inmobiliaria en España y Portugal

Escribe aquí tu dirección

Valora

Categorias

Cierra la 19ª Edición de Barcelona Meeting Point con excelentes resultados de asistencia.

Pasados unos días del cierre de la decimonovena edición del Barcelona Meeting Point, y ahora ya desde la distancia, es momento de hacer balance de cinco días intensos de actividad inmobiliaria. Son muchos los años que Comprarcasa lleva acudiendo a ferias inmobiliarias. La crisis dejó estás ferias en los huesos, mermando considerablemente la cantidad de expositores y aún más, la cantidad de visitantes.  Si bien el año pasado notamos que esto parecía remitir, viviendo una feria vigorosa y optimista, este año lo confirmamos. Más metros de exposición. Más y mejores expositores. Mejores stands. Más merchandising. Y lo que es más importante, muchos más visitantes.

Desde el primer día, vimos animación dentro del pabellón ocho de la Fira. Miles de personas acudieron con ganas de feria. En Comprarcasa, que fuimos previsiores, doblamos los metros de nuestro stand respecto a los del año pasado, pensando en el incremento de asistencia. De este modo pudimos acoger cómodamente a todos los visitantes que se mostraron interesados en comprar una casa al mejor precio. Varios medios de comunicación nos preguntaron por la intención real de compra de las personas que venían al salón. Dentro del marco de la feria es difícil decir cuántas peticiones de información se convertirán en ventas, pero lo que si podemos asegurar es que el perfil del público que se acercó hasta nosotros tenía muy claro que quería: el tipo de vivienda que buscaba, las características que tenía que tener y sobre todo lo que podía pagar por ella. Interés real de compra hay y mucho. Ahora sólo falta materializar ese interés con una buena atención y gestión comercial.

Para cualquier empresa expositora de este tipo, el trabajo postferia, es igual o más importante que el que se hace in situ. En comprarcasa, los más de sesenta agentes que colaboraron en la feria, lo tienen clarísimo. 

Han sido cinco días duros de trabajo, más de 1.000 peticiones de información atendidas, y muchos contactos generados; pero también han sido cinco días donde el sector confirma que está en plena recuperación, los inmobiliarios han vuelto a sonreír, disfrutando y haciendo lo que mejor saben hacer asesorar y orientar a todos aquellos que quieren comprar la casa de sus sueños.