comprarcasa
Principal red inmobiliaria en España y Portugal

En comprarcasa encontrarás la casa que estás buscando. Hay un agente cerca de tí. Encuéntralo.

Busca tu agencia más cercana
Categorias

¿Piensas en la cobertura móvil como un factor decisivo al comprar o alquilar tu nueva vivienda?

Sin embargo, en los últimos años parece que a los hogares les ha salido una nueva e imprescindible característica que cobra enorme importancia a la hora de tomar la decisión final de mudarnos: la cobertura de Banda Ancha fija y móvil.

No es un tema nuevo. De hecho, diferentes encuestas han tratado el asunto con anterioridad, aunque hoy os traemos otra elaborada por ISPreview en el Reino Unido que muestra el crecimiento de estos factores en la valoración de un futuro hogar. Por ejemplo, el 71,9% de los encuestados rechazaría una vivienda si no tuviera conexiones de calidad, mientras que un 22,8% negociaría el precio a la baja con el propietario.

En cuanto a las velocidades, el comprador medio parece querer contar con accesos de 25 Mbps o superiores (a ser posible más de 50 Mbps), estando dispuesto a pagar un poco más por una casa que se lo ofrezca.

Puede que parezca excesivo y seguro que a quien utiliza Internet de forma ocasional le resultará absurdo. Sin embargo, cada vez hay más teletrabajadores y contar con una buena conexión en casa es imprescindible para rendir como es debido. De ahí que se valore la cobertura de una buena operadora como factor decisivo al buscar vivienda.

De hecho, el London School of Economics and Political Science publicaba en 2014 un estudio en el que se mostraba cómo cada vez que se duplicaba la capacidad y calidad de conexión en una vivienda, ésta se revalorizaba un 3%.

¿Un certificado de conectividad en cada vivienda?

El problema es que, difícilmente podemos conocer la cobertura y la calidad real de una conexión antes de desplazarnos al lugar. Podemos consultar por Internet qué operadora da servicio en una zona, a qué velocidades, qué ofertas tiene e incluso buscar en la Red la opinión de vecinos que vivan por allí o utilizar servicios como Open Signal que nos informan de forma aproximada. Todo ayuda, pero hasta que no vas sobre el terreno no puedes saber el comportamiento real de las redes.

¿Sería conveniente crear algún tipo de certificación voluntaria que valore la cobertura y conectividad real de una vivienda? Probablemente sería de mayor utilidad para el público general que el polémico certificado energético que se impuso hace unos años y quizá más barato de elaborar, ¿no os parece?

Fuente: Xataka.com -19/5/2015